Saltar al contenido

Pros y contras del papel fotográfico 10 x 15📑

Hasta el más experimentado de los fotógrafos ha tenido grandes decepciones a la hora de ver los resultados.

Puedes tener la mejor de las cámaras,  con el sistema de objetivos de vanguardia y el software más actualizado de post-edición. Pero llega el momento de la impresión y el resultado es un desastre. Entonces surge la pregunta: ¿En que he fallado? La respuesta a esta pregunta la mayoría de las veces puede resultar bastante sencilla: No elegiste el papel fotográfico apropiado para tus fotografías.

¿Cómo elegir el papel fotográfico adecuado?

Pensarás que la clave de todo comienza en la visita a la mejor tienda de material para fotografía.

Sin embargo, esto no resulta tan cierto. Aunque en una buena tienda puedes encontrar papel fotográfico de todas las marcas y características, todo comienza por lo que quieres. No siempre las marcas más caras resultan ser las mejores. Y es importante que en primer lugar tengas en cuenta el tipo de impresora que utilizarás. Ya que cada impresora se adapta mejor a determinados tipos de papel.

Por otro lado, la amplia gama de papeles fotográficos que existen te ofrecen características adecuadas al tipo de proyecto que estés llevando a cabo. Esta gran variedad de características nos obliga a tomar una buena decisión. Lo que en realidad nos puede resultar más o menos complicado. Es por esto que debemos empaparnos de conocimiento con anterioridad sobre los tipos de papel fotográfico que existen y los aportes que nos ofrece cada uno. De manera que puedas adquirir el que mejor se apegue a tus necesidades.

5 aspectos clave que debes tener en mente al momento de elegir el papel para tus fotos

  • Opacidad: Si el papel te deja ver a su través, este no es el mejor y conviene desecharlo. Mientras mayor sea el grado de opacidad, la probabilidad de que la tinta traspase en papel será menor. Y de esta forma obtendrás un resultado excelente.
  • Brillo: Es otra variable  a tomar en cuenta y nos indica la intensidad del color blanco en nuestras fotos. Y suele expresarse en un rango de 1 a 100. Sin embargo, gran mayoría de los papeles no indican el grado de brillo que poseen. Es por esto que debes observar el papel a fin de elegir el que tenga el blanco más adecuado para ti.
  • Peso: Un punto muy importante. Ya que este último permitirá conferirle resistencia a tus fotografías evitando que se deterioren con facilidad.  Optar por papeles de  mayor peso siempre será excelente elección. No obstante, verifica con anterioridad los límites de peso de tu impresora.
  • Calibre: Este representa la densidad del papel. De manera similar al peso debemos elegir un calibre compatible con la impresora.
  • Acabado: ¿Quieres lograr un acabado mate o brillante? Existe un sinfín de acabados que pueden lograrse y dependen mucho de la elección del papel así que ojo con esto último.

El tamaño 10 x 15 en muchos casos resulta ser el ideal.

Luego de terminar la edición de tus fotografías y de tener claro las características del papel a elegir. Prestar atención a la resolución de las mismas y el tamaño al que quieres imprimir es super importante. Ya que existe una relación muy marcada entre resolución y tamaño. Es en este momento en el que estarás preguntándote ¿Qué tamaños son usados en la impresión de fotografías? Y ¿Cuáles de estos son los ideales para ti?

Antiguamente las respuestas a estas preguntas no tenían mayor complicación pues el carrete te daba todas estas especificaciones. Sin embargo, actualmente el panorama ha cambiado un poco con  la fotografía digital. Pues, puedes jugar ahora con la resolución y el tamaño de las fotos usando programas de edición. Pero para el momento final debes tener muy claro el tamaño que tiene la fotografía que no vea afectada la resolución.

El tamaño estándar bárbaramente usado por los fotógrafos en todo el mundo es el de 10 x 15 centímetros.  Este es equivalente a 4×6 pulgadas en este sistema de medidas.

Este era el tamaño que solían tener la mayoría sino es que todas las fotos que guardábamos en nuestros álbumes familiares. Y de hecho es el tamaño en el que vienen las fotografías que nos tomamos en comercios de fotografía.

Ventajas del Formato 10 x 15

Dada la enorme practicidad de este tamaño y su bajo coste económico, resulta ideal para imprimir tus muestras, recuerdos y pruebas fotográficas.

Otra de las ventajas que te ofrece este tamaño es que actualmente la mayoría de las cámaras vienen configuradas para tomar fotos de este tamaño. Entonces eligiendo este tamaño para imprimir resulta perfecto ya que tus fotos saldrán con una excelente resolución.

Para el caso en el que te dediques a la fotografía y quieras lograr tamaños diferentes sin afectar la resolución. O simplemente tu cámara no se encuentre configurada para el tamaño tradicional, aprender a redimensionar imágenes es el siguiente paso. De esta manera podrás ajustarlas al formato 10 x 15 o llevarlas desde este a otro formato.

Imprimir tus fotos en tamaños solo un poco mayores al estándar no son problema si aún no sabes redimensionar.

Hablemos de la Relación de Aspecto en Fotografía

Finalmente te daremos un tip súper bueno en el que luego podrás profundizar. Conocer que es la relación de aspecto o radio en fotografía te ahorrara muchas decepciones a la hora de imprimir. Esta es la proporción que existe entre el alto y el ancho de la imagen. Dependiendo de esta relación la impresión deberá tener una u otras medias.  En el formato 10  de cm, este es el lado más corto y el más largo corresponde a 3 tercios de esta longitud.

Existe toda una variedad de radios que podrás analizar a medida que continúes tu estudio.